Home
Home

Noticias

26 mar 2018 | María Rosal

Modelos de atribución: cómo exprimir al máximo nuestras inversiones en medios y cómo hacer campañas más exitosas

Un modelo de atribución, tiene que ser la herramienta que nos ayude a definir nuestra inversión en medios y hacer más efectivas nuestras campañas. A día de hoy los usuarios nos conocen por muchos canales como: mail, banner, social media, aplicaciones o buscadores.

Ante la cantidad de canales, tener un modelo de atribución nos ayudará a saber cómo nuestros clientes nos conocen y cómo somos más eficaces.

El modelo de atribución más conocido es el “last click” o última interacción que es el que utiliza Google analytics por defecto. Este modelo da todo el crédito de una conversión  al último canal donde interactúa el usuario antes de realizar el objetivo. Un usuario nos puede conocer por un banner y llegar por primera vez a nuestra página, al cabo de tres días buscarnos en internet y hacer clic en un anuncio y finalmente teclear nuestra url para acabar comprando. En el caso de un modelo de atribución “last Click” la compra se la asignaremos al canal directo. Esta atribución nos está sesgando muchísima información útil de la inversión que realizamos.

Además del Last click del que ya hemos hablado, existen otros modelos de atribución que son interesantes conocer también para poder definir cuál encaja mejor en nuestra estrategia digital:

- Primera interacción: Es el modelo de atribución contrario al “last click”. Asigna todo el peso de la conversión al primer canal que visitado por el usuario y que provocó que desembocara una conversión.

- Último clic de AdWords: Atribuye todo el mérito a las campañas de SEM activas, obviando así el resto de canales.

- Último clic indirecto: todo el peso de la conversión se la llevaría el último canal en el que el usuario ha hecho clic antes de la conversión. En este modelo se obvia todo el tráfico directo.  

- Lineal: en este caso, todos los canales por los que circula el usuario reciben el mismo mérito de conversión.

- Deterioro del tiempo: el peso que reciben los canales se incrementa a medida que el usuario se acerca al momento de la conversión final.

- Según la posición: este modelo atribuye el peso del 40% a los canales que se sitúan a los extremos mientras que el 20% restante se repartirá, uniformemente, entre el resto de canales.

- Modelo personalizado: existe la posibilidad de customizar nuestro modelo de atribución de tal forma que permita repartir el mérito de la conversión de la forma que mejor se ajuste a nuestro negocio.

María Rosal, Directora de Estrategia digital en RK People

Compartir


Contacto prensa

¡Suscríbete a nuestra newsletter para estar al tanto de todas las novedades!